Cómo elegir la mejor mamadera para tu bebé

Elegir mamadera

Si bien hay mamás que prefieren demorar la alimentación con Mamaderas para priorizar la de pecho, tarde o temprano necesitarás una. Ya sea porque tu bebé está más grande, porque te has decidido por la leche de fórmula o porque entraste a trabajar, la mamadera llegará a tu vida. Una vez que hayas tomado la decisión de usarlas, tienes que pensar en qué modelo será mejor para ti y tu bebé.

Tienes que tomar en cuenta 2 factores a la hora de elegir una mamadera, por una parte la forma y diseño del frasco contenedor y por otro, la forma y diseño de la tetina. Ambas cosas se venden en conjunto, por lo tanto tienes que encontrar la marca que mejor combine tus necesidades. Suena fácil, pero no es tan sencillo. Tetinas las hay de distintas formas, flujos, y materiales. Por su parte las mamaderas también tienen distintas opciones, algunas son más anatómicas, otras tienen un diseño más clásico, las hay de polipropileno, y otras de vidrio. ¿Qué elegir? Aquí te lo contamos.

Los bebés son más exigentes en cuanto a la forma de la tetina. Mientras más tiempo haya amamantado el lactante, más le costará acostumbrarse al chupete de la mamadera, y será necesario encontrar una que imite mejor el pezón de la mamá. Por el contrario, si se le quiere dar mamadera desde pequeño, no será necesaria una tetina tan sofisticada, porque no estará tan acostumbrado al pecho materno. Las mamás por su parte son más exigentes con el frasco contenedor de la mamadera, que sea fácil de limpiar, resistente, que su forma sea más anatómica, que sea pequeña para llevarla en la cartera o más grande si es que el lactante ya está más crecido y toma más leche.

Una buena forma de empezar a tantear marcas y diseños es con los regalos que te llagarán previo al nacimiento de tu bebé. En base a esos regalos y a las distintas marcas que recibas, puedes empezar a preguntar a tus amistades sus opiniones respecto de ellas o buscar en internet su evaluación. Haz una selección de las 3 mamaderas que más te hayan gustado para que luego tu bebé decida cuál prefiere. Ten en cuenta que empezar a dar mamadera a un bebé que ha sido amamantado antes puede ser algo frustrante, pero con paciencia todo se logra.

¿En qué fijarse a la hora de escoger una mamadera?

Tetinas

Tetinas

  • El material: Hay dos materiales: silicona y látex. El látex es un material más suave y blando que la silicona, por lo tanto son mejores para imitar la textura y flexibilidad del pezón. Sin embargo se deterioran con más facilidad, se pueden deformar o acumular olores de comida, además algunos bebés resultan alérgicos al látex. Las tetinas de silicona, son de un material más resistente, por lo que duran más en el tiempo y también son más fáciles de limpiar. Pero al ser menos flexible, no imitan tan bien el pezón como el látex.
  • Forma de la tetina: Todas las marcas de mamadera tienen una tetina distinta. La forma más común es la de campana, pero esas no imitan de manera óptima la forma del pezón. Hay marcas, como NUK, cuyas tetinas están diseñadas en conjunto con expertos en lactancia para imitar la forma y textura del pezón durante la lactanciaComo dijimos anteriormente, la última palabra en la elección de la tetina la tiene el bebé 🙂, por lo tanto no compres el set de mamaderas hasta que tu pequeño se haya decidido por una.
  • Tamaño y nivel de flujo: Las tetinas tienen dos variables además de las antes mencionadas: tamaño y flujo. El tamaño tiene relación con los meses del bebé, por lo general se dividen en etapas (1, 2 y 3) correspondiente a 0-6 meses, 6-18 meses, 18 meses y más. Por su parte, el flujo tiene que ver con la cantidad de leche que dicha tetina deja pasar. Eso depende de las necesidades del bebé, hay algunos que se alimentan con leche de fórmula o con cereales en polvo, ellos necesitarán un flujo grueso que deje pasar la mezcla. Los bebés más pequeños necesitarán un flujo bajo acorde a su capacidad de succión. De todas formas tienes que chequear en cada marca qué es lo que más se ajusta a las necesidades de tu bebé, ya que hay algunas marcas que tienen sólo 1 tamaño de tetina, pero tienen más variedades de flujo, por ejemplo.
  • Válvulas para cólicos: Hay algunas marcas que tienen incorporada en la tetina una válvula anticólicos que elimina o disminuye considerablemente el aire que el bebé pueda tragar al tomar leche. Esto evita los molestos dolores de estómago que sufren algunos lactantes. Las marcas Mamaderas NUK y Tommee Tippee son reconocidas por sus tetinas anticólicos.

Recipientes mamaderas

Mamaderas

La primera diferencia entre mamaderas es el material. Años atrás había un sólo material para mamaderas, el vidrio. Con el tiempo aparecieron las de plástico (policarbonato), que tenían la ventaja de no quebrarse y eran más baratas, pero luego se descubrió que el plástico tenía muchos químicos, entre ellos el Bisfenol A (BPA), que podía ser tóxico para el lactante. Lo que nos trajo al día de hoy, las mamaderas del polipropileno.

Actualmente encontrarás en las tiendas mamaderas de vidrio y de polipropileno, las de policarbonato están casi en un 100% fuera del mercado. De todas formas, cuando compres mamaderas de plástico, asegúrate que digan que son libres de BPA.

Las mamaderas de vidrio por su parte están completamente libres de cualquier químico, son un poco más caras, pero más duraderas y fáciles de limpiar. Si quieres evitar quiebres puedes poner un forro de silicona protector.

El tamaño de mamadera que elijas depende de la cantidad de leche que vaya a tomar tu bebé. Por su parte el diseño dependerá de tus prioridades. Hay diseño más anatómicos que otros, pero más difíciles de limpiar.

Ten en cuenta que lo ideal es que la mamadera que elijas sea el núcleo de tu set de lactancia, es decir que el sacaleche y los contenedores sean compatibles con las mamaderas y sus tetinas. Por eso, es más cómodo, si eliges una marca de mamadera que también tenga los implementos recién nombrados, eso hará aún más fácil todo el proceso.

Te puede interesar