¡De vuelta al jardín!

Vuelta al Jardín infantil

Empezar el jardín o volver después de las vacaciones es difícil, nos cuesta ordenarnos o volver a hacerlo. Tenemos que entender que para los niños también puede ser un estrés este cambio, generando insomnio, problemas para comer, que estén más irritables y posibles dolores de guata o cabeza. Hay un cambio para nosotros como padres y para ellos, pero no tiene porqué ser un cambio caótico o negativo, acá les entrego algunas ideas para que este proceso sea más amigable:

1.- Escuchar: Si tu hijo no quiere ir al jardín, preguntarle qué le pasa. Puede ser porque tiene problemas con algún compañero o miedo a quedarse solo, así pueden conversar y buscar soluciones. Sirve mucho empatizar con él o ella y contarle alguna anécdota tuya y cómo lo superaste.

2.- Buscar metas: Date tiempo para pensar que quieres para tus hijos este año, qué quieres lograr con ellos. Convérsalo con tu pareja y escuchen qué es importante para cada uno. Quizás tú quieras que los niños pidan las cosas de buena manera y tu pareja que coman sentados en la mesa. Al tener las metas claras entre ustedes es más fácil estar alineados en el momento de la crianza.

3.- Establecer las reglas de la casa: Teniendo claras las metas, puedes elegir 3 o 4 que sean las más importantes para conversarlas en familia y que tus hijos tengan claro qué se espera de ellos. Entonces de vez en cuando puedes reforzarla preguntando: ¿Cuál era la regla de pedir las cosas? Y que el niño conteste: Pedir de buena manera. Y le pedimos que la practique.

4.- Establecer rutinas: Éstas ayudan al niño y a ti. Porque ellos saben qué esperas de ellos y tú eres capaz de organizar mejor los tiempos de la casa.

5.- Anticiparse a los problemas: Si te das cuenta que la mañana es muy corrida y todos terminan gritando porque están atrasados, analiza qué puedes adelantar el día anterior, como que metan la colación a la mochila, que se deje la ropa afuera o levantarse un poco antes. Esto te ayudará a disminuir el estrés matutino y empezar mejor el día.

6.- Pedir ayuda: A veces es muy difícil vivir sola/o este proceso, en ese caso pide ayuda, puedes apoyarte en tu marido, familiares o alguna amiga que te de una mano.

Estas son algunas estrategias que pueden usar para suavizar la entrada o vuelta al jardín. Celebra esta nueva etapa con tus hijos con algo especial, una comida rica o un pic nic para que vean que este comienzo va a ser increíble, con nuevos desafíos y oportunidades.


Magdalena Vidal Brown
Psicóloga
Especialista en Parentalidad Positiva
www.parentalidadpositiva.cl