¿Cómo afecta la tecnología en nuestros niños?

¿Cómo afecta la tecnología en nuestros niños?

En un mundo globalizado y donde no pueden faltar los dispositivos móviles, desde celulares, hasta tabletas, computadoras, o juegos de video en cualquier casa de nuestro país, y en donde para los adultos es normal, y casi imprescindible su uso. Nos hemos preguntado ¿cómo afecta en nuestros niños?, ¿sabemos realmente el efecto que pueden causar en ellos?

Cualquier padre o madre de hoy quizás se lo ha preguntado o preocupado del tiempo que pasan desde guaguas hasta adolescentes frente a los aparatos electrónicos, pero, sabemos realmente ¿cuánto puede llegar a afectar sus pequeños cerebros?, o si les produce algún daño neurológico, emocional, o social su uso.

De acuerdo a un Estudio presentado en Reunión Anual de la Sociedades Académicas Pediátricas, realizada el pasado 28 de Abril hasta el 01 de mayo en Boston, nos sorprendimos con los resultados: ya que dentro de ellos, arrojaron que los retrasos que pueden producir estos dispositivos electrónicos en el habla de niños desde 6 meses a 2 años puede ser complejo y en algunos casos irreversible.

De hecho, una de las pediatras y científicas investigadoras senior en este estudio del Hospital para niños en Toronto; Catherine Birken, señaló que es realmente “el primer estudio en examinar la relación entre dispositivos móviles y retraso de la comunicación en los niños. Es la primera vez que hemos lanzado luz sobre este asunto potencial, pero creo que los resultados necesitan ser examinados con precaución y detención, ya que este, es solamente un vistazo preliminar, y una investigación más a fondo nos podría mostrar resultados peores”.

Efectos tecnología en bebés

Este estudio fue basado en la muestra de 900 niños, en donde los padres reportaron la cantidad de tiempo exacta que sus hijos pasaban insertos en estos aparatos tecnológicos, en un conteo en minutos, específicamente a la edad de 18 meses, observando con herramientas especializadas, el desarrollo del lenguaje de los pequeños testeados, observando si los infantes usaban palabras, sonidos o señas para obtener atención y en caso de utilizar palabras, cuántas eran.

El resultado fue desastroso, y arrojó cifras alarmantes; “un 20% de los niños pasaban un promedio de 28 minutos al día utilizando estos aparatos, viéndose también que cada incremento de 30 minutos diarios en el uso de pantallas se vincularon a un incremento del 49% en el riesgo de lo que los investigadores llamaron retraso en el lenguaje expresivo (palabras y sonidos). “

La experta Catherine Birken señala que aunque pueda existir una relación de los electrónicos con un supuesto retraso en el habla, debe urgentemente explorarse más el campo y buscar ciertas características como el contenido que los niños visitan y si lo hacen con la supervisión necesaria, o simplemente es usada como medio de paleación y formas de tranquilizar y entretener a los pequeños.

Luego de este estudio no nos queda más que pensar, si realmente podemos confiar en el tiempo que pasan nuestros niños en algo tan inofensivo y parte de nuestra realidad como la tecnología. Al respecto y como conclusión del estudió se recomendó a los padres que no se dejen utilizar los dispositivos a niños menores de 18 a 24 meses, no solo por el ruido y la actividad en la pantalla que se convierten en un distractor para los pequeños, sino porque estos causan una desconexión y una clara alteración en el vínculo de apego entre ellos y sus padres.

Es por eso, que les aconsejamos informarse y tener mucho cuidado en la repercusión que pueden causar los aparatos tecnológicos en nuestras guaguas y menores, y si estos son realmente necesarios a tan corta edad, tomando en cuenta las graves consecuencias comunicativas que pueden tener en nuestros niños.