¿Es necesario esterilizar las mamaderas?

esterilizar mamaderas

Esterilizar los utensilios que utiliza una guagua, como las mamaderas (biberones), chupetes o mordedores, es esencial para evitar enfermedades producidas por bacterias, gérmenes o virus que se encuentran en el medioambiente.

La razón, es que al nacer y durante su primer año de vida, nuestros hijos no cuentan con los anticuerpos necesarios para combatir todas las enfermedades que nos rodean. Por lo tanto, el esterilizar los utensilios que se ocupan para alimentarlos, evitarán que su guagua contraiga enfermedades. Las que pueden provenir, desde restos de comida, hasta incluso de la contaminación cruzada generada dentro del refrigerador.

Este proceso, que puede sonar un tanto tedioso o exagerado en un principio, pero deberá ser realizado al menos hasta el año de vida; si se quiere cuidar a cabalidad de gérmenes a los pequeños.
Es importante tener en cuenta, que antes de comenzar con la esterilización de algún utensilio, se debe lavar con agua caliente y jabón, siempre, con un cepillo especial para mamaderas, cerciorándose, que no guarde ningún resto de comida, leche, o incluso jabón.

Una vez que se haya lavado, enjuagado y secado la mamadera o el chupete que utilizará la guagua, se podrá iniciar el proceso de esterilización, el que puede llevarse a cabo de tres maneras distintas:
La primera, es la esterilización tradicional que ocupaban nuestras madres cuando éramos pequeños. Este método consiste en introducir las mamaderas o chupetes en una olla con agua y dejarlas que hiervan durante 10 minutos aproximadamente. Durante la ebullición se debe estar atento a que el agua no se evapore, ya que se podrían quemar los utensilios. Una vez hervidos, se recomiendan sacar con alguna pinza con mucho cuidado, secarlos y guardarlos en el refrigerador hasta que se vayan a usar.

Otra forma, mucho más moderna y práctica de desinfectar un producto, es a través de los vaporizadores o esterilizadores eléctricos. En ellos, se pueden introducir mamaderas, chupetes, mordedores e incluso partes de un extractor de leche. Su funcionamiento es a base de vapor y no utiliza productos químicos, ya que se calienta eléctricamente para hervir el agua que esterilizará el utensilio.
Los esterilizadores eléctricos alcanzan una temperatura de 90 grados Celsius y demora alrededor de ocho minutos en completar el proceso.

La última de las formas para eliminar cualquier tipo de virus o bacteria de los utensilios de tu bebé, son los esterilizadores para microondas. Funcionan de la misma forma que los otros, pero la diferencia, es que el vapor se genera a través de la ebullición del agua por las ondas que emite el aparato.
La forma de hacerlo es introducir una taza de agua dentro del recipiente junto con los utensilios que se desea esterilizar y luego de cuatro minutos en el microondas; ya estará lista.
Este último tipo de esterilizadores permite almacenar hasta cuatro mamaderas de 300 ml. al mismo tiempo, las que se podrán dejar en el recipiente hasta que se sequen completamente y sin la necesidad de sacarlas mientras estén húmedas.

Te puede interesar

$ 7.990
$ 7.990