Superalimentos para comenzar con la alimentación complementaria del bebé

superalimentos bebés

Diversas entidades internacionales recomiendan amamantar a un bebé como mínimo hasta los 6 meses de vida, ya que durante ese tiempo su cuerpo está diseñado para obtener todos los nutrientes que necesita de la leche materna.
Muchas veces, cumplidos los 6 meses de lactancia algunas madres deciden, ya sea por tiempo, trabajo o condiciones físicas como dolor o que se corte la leche, terminar con la lactancia materna y comenzar con la alimentación complementaria.

Sea cual fuese la decisión de la madre, lo único claro es que introducir alimentos sólidos a los bebés no es un tarea fácil y depende de muchos factores. Entre ellos, la etapa de madurez en el que se encuentre el sistema digestivo del bebé, que está relacionado con el desarrollo de su boca y lengua. Una ayuda muy simple para notar que tu bebé está listo para comenzar con alimentación sólida es observar si su lengua puede llevar los alimentos al fondo de la boca para tragarlos. Si notas que el bebé aún expulsa de su boca los alimentos sólidos, significa que su estómago aún no está listo para la transición. También depende de las recomendaciones de tu pediatra y el desarrollo del bebé a lo largo de los meses.

Cuando tu bebé esté listo lo notarás y será el momento para darle a conocer los distintos sabores de frutas y verduras.
Pero no todos los alimentos son iguales. Existe un grupo de frutas, verduras y cereales que son considerados como superalimentos, debido a su alta concentración de nutrientes beneficiosos para el desarrollo del bebé. De todas formas te sugerimos consultar con tu médico antes de incluir cualquier alimento a la dieta de tu niñ@.

alimentos bebés

El Yogurt: Desde los 6 meses de vida tu bebé puede comenzar a probar el yogurt ya que su consistencia más líquida le será fácil de tragar. El yogurt es considerado un superalimento debido su alto contenido de calcio, vitamina D y lactobacilos que benefician su intestino. Incluso existen productos y máquinas en el mercado que te permitirán elaborar tu propio yogurt.

La naranja: El jugo de esta fruta es ideal para hidratar a tu bebé en las mañanas. La naranja es una fruta sabrosa que le encantará y aportará vitamina C a su organismo al mismo tiempo. Además, como es diurética, le permitirá desarrollar aún más su intestino.

Merluza: Este pescado es uno de los primeros que damos a nuestros bebés cuando comienzan con la alimentación sólida y está cargado de beneficios, ya que tiene poca grasa y muchas proteínas, además de omega 3 y vitaminas A y D.

Zapallo: El zapallo es una de las verduras que más se usan para preparar las papillas de los bebés y no es casualidad, ya que contiene altas cantidades de beta caroteno o vitamina A, que son beneficiosos para el desarrollo de la vista del bebé. Nutrientes que también los encuentras en la zanahoria.

Aceite de Oliva: Cuando cocines a tu bebé es recomendable que incluyas una cucharadita de aceite de oliva en su papilla. Este aderezo es ideal para incluirlo en la alimentación de tu hij@ ya que contiene antioxidantes y vitaminas A, D, K y E.

 

Te puede interesar