¿Qué es la episiotomía?

Episiotomía qué es

Una episiotomía es una incisión que se hace en el perineo (el tejido entre la abertura vaginal y el ano) durante el parto para ensanchar la abertura de la vagina cuando por sí sola no se termina de dilatar lo suficiente y para lograr la salida del feto.
Etimológicamente episiotomía significa “cortar el pubis” (episeion= pubis y temno =yo corto).

Los músculos que intervienen en la episiotomía

Los músculos y elementos que se seccionan en la episiotomía son:

  • Piel
  • TCS
  • Mucosa vaginal
  • Músculo bulbocavernoso
  • Músculo isquiocavernoso
  • Músculo transverso superficial del peroné
  • Haces pubianos del elevador del ano

Detalle de la zona que interviene en la episiotomía

Tipos de episiotomía

La episiotomía se clasifica en dos tipos:
De línea media o mediana. Es una una incisión vertical que se hace desde la parte inferior de la abertura vaginal hacia el recto. Este tipo de episiotomía suele sanar bien pero es más probable que se desgarre y se extienda hasta el área rectal.

Mediolateral. Es una incisión que se hace en un ángulo de 45 grados desde la parte inferior de la abertura vaginal hacia cualquiera de los lados. Este tipo de episiotomía no suele desgarrarse ni extenderse, pero puede ocasionar mayor pérdida de sangre y tal vez no sane bien.

¿Cuando es necesaria la episiotomia?

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) ya no recomienda realizar la episiotomía como procedimiento de rutina.

Muchas mujeres realizan el trabajo de parto sin desgarrarse y sin necesidad de episiotomía. De hecho las episiotomías no sanan mejor que los desgarres naturales puesto que suelen ser más profundas. Y tanto el corte o el desgarre se sutura con puntos.
Una vez que el bebé ha nacido, la madre seguirá pujando durante las siguientes contracciones hasta expulsar la placenta. Una vez expulsada la placenta es cuando se sutura la incisión o el desgarre natural.
Si la madre no ha recibido anestesia para el trabajo de parto pueden inyectarle una anestesia local en el perineo en el momento de reparar el desgarre o episiotomía.

Te podrían recomendar una episiotomía para acelerar el parto en los siguiente casos:

  • El latido del corazón de tu bebé presenta irregularidades durante el parto
  • Distocia del hombro; cuando la cabeza del bebé consigue salir pero los hombros quedan atrapados
  • Parto con fórceps o ventosa
  • Bebé grande
  • Bebé prematuro

Recuerda que hay que dar tiempo al cuerpo para que se estiren los tejidos de la vagina con la dilatación. En algunos hospitales no dan el tiempo suficiente para que esto suceda y quieren apresurar el parto. Habla con tu obstetra y ginecólogo para estar bien informada.

Riesgos de practicar una episiotomía

Riesgos de practicar una episiotomía:

  • Sangrado
  • Desgarro más allá de la incisión hasta los tejidos rectales y el esfínter anal
  • Dolor en el perineo
  • Infecciones
  • Hematoma perineal
  • Dolor durante las relaciones sexuales

¿Podemos disminuir las probabilidades de necesitar una episiotomía?

Sí, practicando durante el embarazo los ejercicios de kegel de los que ya hablamos en un artículo anterior. Con masajes perineales durante las 4 a 6 semanas antes del parto y practicando las técnicas de respiración para ayudar al trabajo de parto. Aunque realices estas recomendaciones puede que en el momento del parto necesites una episiotomía, confíe en su obstetra puesto que ya sabrá sus preferencias y si realiza este procedimiento es por ser el más adecuado para su salud y la de tu bebé.