Estás embarazada, ¿Ahora qué?

primer mes embarazo

El primer signo de posible embarazo es el atraso de tu período menstrual. Si tienes sospechas, lo primero que debes hacer es confirmarlas con un test de embarazo. Si sale positivo ¡felicitaciones! estás embarazada y seguramente te encuentras en la segunda o tercera semana de embarazo. ¿Quieres saber los cambios que está experimentando tu cuerpo y cómo está tu futuro hijo? Aquí te lo contamos.

Tu primer mes de embarazo es un período de grandes ajustes físicos y emocionales. Desde el momento de la fecundación, tu cuerpo inmediatamente empieza a cambiar para dar el mejor ambiente al feto. Al principio los cambios físicos de la madre son prácticamente imperceptibles, pero de gran importancia para el buen desarrollo del embarazo.

Cambios en tu cuerpo

Tras la fecundación, el óvulo llega al útero y comienza su implantación en la cavidad uterina. La pared del útero se espesa, aumenta su vascularización y el cuello se ablanda. La placenta y el cordón comienzan a formarse, se forma el tubo neuronal y se aprecia un extremo abultado, la cabeza.

Algunas de las primeras molestias que sentirás este primer mes es el cansancio, notarás una pequeña baja de energía, pinchazos uterinos, incremente de la tensión mamárea y dolor en los pechos. Las molestias del primer mes no son muy graves ni notorias, si éstas aumentan, debes acudir al doctor para chequear que no sea un problema mayor.

 

Algunos síntomas:

  • Sientes el estómago revuelto al despertar
  • Durante el día puedes tener náuseas e incluso vómitos
  • Te sientes un poco cansada o más de lo normal
  • Tienes un fluido vaginal distinto
  • Sufres acidez de estómago y no soportas muchos alimentos
  • No toleras ciertos olores
  • Tu apetito cambia: o bien no tienes ganas de comer o no puedes controlar tu hambre.
  • Estás más irritable o te vuelves hipersensible.

Cambios en tu bebé

Luego de la fecundación, tu futuro bebé, ahora un cúmulo de células, viaja desde las trompas de falopio al útero, donde se implantará por los próximos nueve meses. Parte de estas células están destinadas a formar a tu bebé, mientras las restantes crearán la placenta, responsable de nutrir y sostener tu hijo hasta que esté listo para hacerlo por sí solo.

Uno de los primeros exámenes que te permitirá ver lo que pasa dentro del útero es el ultrasonido vaginal. En este primer avistamiento te costará realmente entender lo que ves, pues su forma es más parecido a un pequeño poroto que a otra cosa. Conforme pase el tiempo irá adquiriendo más forma humana.

Independiente de lo poco que puedas ver de él, al final del primer mes tu pequeño ya tiene su cabeza, corazón y cerebro.