Los síntomas del embarazo que nadie más te contará

síntomas del embarazo que nadie te contará

¿Quieres saber cuáles síntomas y cambios puedes esperar en tu embarazo de los cuales nadie habla?
Aquí te presentamos una revisión de los síntomas más tabú de estar embarazada junto con algunos tips para hacer más amigable su presencia.

Si tuviste la suerte de estar embarazada al mismo tiempo que tu hermana, amiga, vecina, o alguien de confianza, te habrás dado cuenta que en muchas conversaciones han salido a flote algunos detalles (no menores) de cómo van sobrellevando el embarazo. Pero si llevas tu embarazo “sola” seguro te come la incertidumbre de si serás la única que le pasa “esto” o “aquello”. Así que tranquila, acá intentaré calmar un poco tu ansiedad. 🙂

Síntomas embarazo primer trimestre

El inicio

Si te encuentras en el primer trimestre de tu embarazo habrás notado ya el INMENSO SUEÑO que significa estar embarazada. Este suele ser uno de los primeros síntomas, y uno de los que la gente que te rodea más nota y suelen decirte “¿no estarás embarazada?”. Esas benditas ojeras, cara de cansancio extremo y solo querer dormir no pasan desapercibidos, siendo uno de los síntomas del embarazo que más molesta al inicio.
Y tiene su razón de ser. Tu cuerpo ya ha notado que una personita está comenzando a formarse y busca la forma en que bajes las revoluciones, descanses y así evitar exponerte a factores externos de estrés, aumentando las posibilidades de que tu embarazo siga bien. -Esta podría ser una razón más para que te lleven el desayuno a la cama-. 😉

Otra de las principales “llamadas de atención” que nos manda la naturaleza cuando estamos embarazadas son las NAUSEAS y VÓMITOS, puaj! Para algunas incluso puede ser el primer síntoma de embarazo, mientras que otras mujeres jamás sintieron una. Hasta cierto punto son normales, o esperables, pero cuando ya se vuelven muy repetitivos en el día sin poder tolerar alimentos ni líquidos es conveniente que consultes con tu médico. Hay recomendaciones nutricionales que ayudan bastante, como no pasar muchas horas sin comer o evitar comidas muy condimentadas, y también hay ciertos medicamentos que disminuyen este molesto síntoma de embarazo, pero siempre debe ser bajo supervisión de tu médico de cabecera.

El sueño infinito junto a las náuseas podría generar en ti una falta de DESEO SEXUAL. Tema que suele traer uno que otro problemilla con tu pareja. Si lo mantienes informado de los cambios que vas sintiendo él lo comprenderá de mejor manera, e incluso muchos hombres también en este periodo suelen bajar su apetito sexual. Es algo transitorio.

Muy común también es la SENSIBILIDAD y AUMENTO de volumen en las mamas, situación que se mantendrá por todo el embarazo. Aun así, no es un buen momento para comprar sostenes, es muy probable que sigan creciendo, y si ya es in-sostenible 🤦‍♀️ la situación cómprate una o dos tallas más.

Terminando este trimestre comenzarás a sentir un aumento en el FLUJO GENITAL. A pesar de ser normal es un poco molesto porque no estamos acostumbradas (pero si sientes algo más aparte del aumento es mejor que consultes con tu médico o matrona). Nos vamos preparando para el paso de nuestro bebé por el canal de parto donde es importantísimo este flujo que está cargado de lactobacilos (éstos serán su primera “vacuna”). Preocúpate de usar ropa interior de algodón y cambiarte si es necesario. El uso de protectores diarios es controversial, en teoría podrías usar siempre que los cambies mínimo 1 vez al día.

 

síntomas embarazo segundo trimestre

Segundo trimestre

Si estás en tu segundo trimestre, sabrás de lo que te hablaré a continuación. Yo lo llamo “las termas del embarazo”, es decir el mejor trimestre 😀 . Son como unas vacaciones a mitad de año. Ya comienzas a descansar de las molestias del inicio del embarazo y el útero va haciendo sus primeros asomos haciendo que te sientas realmente embarazada. Hemos empezado a sentir esas maravillosas pataditas que nos ayudan a calmar la ansiedad que sentimos al principio cuando sólo sabemos que nuestro bebé está bien en las ecografías. Una patadita de vez en cuando nos recuerda que hay una personita adentro y que se encuentra bien.

Este trimestre solemos elegir el nombre, elección que nos llena de ilusión y que nos va metiendo poco a poco al tan famoso “Mommy Brain” (conocido también como Matrescencia). Este Mommy Brain será tema de un próximo artículo, pero a grandes rasgos se refiere a cómo va cambiando (para mejor, aunque no lo parezca) el cerebro de la mujer cuando nos embarazamos, dando pie a esos OLVIDOS y POCA CONCENTRACIÓN que tanto material da para memes y anécdotas.

Menos molestias físicas y menos ansiedad nos hacen estar de mejor humor, y nuestro deseo sexual mejora en la mayoría de las mujeres en este momento. Aprovecha que luego se viene la “última patita” donde baja nuevamente.

Pero como no todo el color de rozas, es posible que en este trimestre comiences a sentir la necesidad de sentarte o recostarte si llevas un rato de pie. En estas semanas estás aumentando la cantidad de sangre circulando en tu cuerpo, pero es una sangre más “diluida”, razón por la cual puede aparecer ANEMIA en diversos grados. Esto también tiene su justificación. Tu cuerpo está preparándose de a poco para el parto donde está contemplada cierta pérdida sanguínea.

Es propio de este segundo trimestre que comiencen algunas DIFICULTADES PARA DORMIR. En parte por lo que está significando emocionalmente para ti este embarazo y también porque al tener más pancita se hace difícil adoptar algunas posiciones en la cama. Sumado a esto están los CALAMBRES. Muchas mujeres se quejan de estos molestos visitantes sobretodo en la noche. Se ha visto que mantener actividad física podría ayudar, al igual que no usar tantos tacos y zapatos incómodos.

A nivel de PIEL te habrás dado cuenta que vas necesitando depilarte más frecuentemente, no te preocupes que es transitorio y todo vuelve a la normalidad unos meses después del parto donde una de tus preocupaciones será quedarte pelada. También irás notando que algunos lunares o manchas se han oscurecido, también los pezones. Estos últimos la naturaleza los tuvo especialmente en cuenta al momento de hacernos aumentar la hormona Melanina (responsable de la pigmentación de la piel) ya que así aseguraría que nuestro hijo al nacer fuera capaz de distinguir este contraste de tonalidades como una “meta” a la cual llegar. Este contraste junto con el olfato y gusto altamente desarrollados en el recién nacido lo hacen capaz de reptar hasta el pecho materno para comenzar la lactancia.

La etapa final

Termina este segundo trimestre y pasamos a la última patita del embarazo. Por un lado, tenemos este Mommy brain que ya se instaló para quedarse por un buen tiempo, pues para la supervivencia de la especie necesitamos a una madre capaz de olvidar algunas cosas a favor de tener muy presente el cuidado de este nuevo integrante. Es algo que se te dará naturalmente, no te preocupes. Y en el ámbito físico, una de las incomodidades que seguro notarás, es cuánto iras necesitando a un tercero para todo lo que va de la cintura para abajo, como el corte de uñas, ponerse calcetines, depilación, etc.

Empiezan a aparecer algunas contracciones, pies hinchados, dolores de espalda, dolor pélvico, bebé que entierra esos diminutos piecitos en las costillas, y mucho mas. Se siente el peso de ese bebé ya mas grande y activo, acompañado de hipo, saltos, volteretas, etc. Siempre he pensado que la naturaleza es más sabia que todos nosotros juntos, y creo que esas frecuentes ganas de hacer pipí en la noche son solo un anticipo, a modo de preparación, para los despertares nocturnos que tendremos con nuestro bebé. 🙂

 

sintomas del embarazo

Si no has sentido un mar de emociones en los trimestres previos, seguro lo sentirás ahora. Las hormonas hacen de las suyas. ¿Será que está dentro del plan de la naturaleza que pongamos a prueba a nuestro compañero y futuro padre en esta etapa? Bueno, algo que les toque ¿verdad?

Quedando muchas otras sensaciones y cambios que podrían suceder en tu embarazo, solo te invito a entregarte y fluir en esta etapa, recuerda que hay dos corazones latiendo en un mismo cuerpo, doble dosis de amor corriendo por tus venas. Pero el miedo también se hace presente desde el minuto que vimos esas “dos rayitas”, es normal y no te preocupes que desaparece en el minuto que ves esa carita tan perfecta y esos ojitos que solo buscan tu mirada. Entonces te sentirás la mujer más valiente y capaz de todo este mundo.

¿Te ha resultado útil esta información? Compártela en tus redes y nos encantaría conocer tu experiencia o inquietudes. Déjanos tus comentarios.

 

Paola Peirano Opazo
Matrona
Consultora Internacional de Lactancia Materna, IBCLC
Mamá

Pensar y preparar la llegada de tu bebé también es una tarea importante. Para facilitarla hemos preparado un completo listado con los productos que puedes necesitar.